dissabte, 28 d’abril de 2012

María José Aldunate




María José Aldunate va néixer a l'Argentina, l'any 1972. En aquell país va cursar estudis de psicologia i art dramàtic. L'any 2002 es va instal·lar a Barcelona, on combina la seva professió amb l'aportació al grup Veus de Dones, en el qual desenvolupa la seva creativitat poètica.

Ha participat en nombrosos recitals poètics-musicals, lectures dramatitzades, en la Setmana de la Poesia de Barcelona, en projectes diversos d'integració de la poesia amb la inserció social entre d'altres iniciatives.

L'any 2007 publica, al costat de Gloria Bosch Maza i Nora Almada el llibre Desnudario. Pel febrer de 2012 va quedar finalista a l'Slam Poetry Barcelona, (esdeveniment de poesia oral), amb un intens poema sobre la situació de les dones a Ciutat Juárez. 

En l'actualitat treballa en un poemari que indaga en els racons més obscurs de la memòria.

Tot i que escriu en castellà és una estudiosa de la llengua catalana i no descarta escriure en aquesta llengua en un futur proper.



 Antologia

La guerra silenciosa


¿Escuchási?
Escuchad.
Sentid como queman el cielo aquellas bombas.
oled el denso aroma de los muertos.
mirad la orfandad sembrada en esos niños
que buscan a sus madres debajo de las piedras.
¿Escucháis?
Escuchad…
Son pájaros
pájaros negros en busca de comida
una familia entera les llenará el estómago
y el olor de la sangre los traerá de nuevo.
¿Escucháis?
¡Escuchad!
Somos nosotros
todos nosotros,
-los que estamos a salvo-
Jugando a ser felices
de espaladas al espanto de miles de existencias
jugando, sí
jugando a que no existen.



Eres mía

- Eres mía,
Me decías
mientras dejabas tus besos
derramados en mis noches.
fue hace tanto tiempo ya
y lo recuerdo
como si el mundo y los años se hubiesen quedado quietos.
Yo te miraba a los ojos
y me quedaba perpleja
- ¿cómo un hombre cómo tu puede querer ser mi dueño?
Como a través de un cristal
tu imagen se hizo mayúscula
mientras yo me fui encorvando
tanto
tanto
que me he quedado pequeña
y sólo puedo mirarte a los ojos desde abajo.
- ¡Eres mía!
me repites
elevándome en tu mano
pero tus besos de fuego
me dejan un sabor ácido.
Hoy tus ojos de gigante cubren de miedo mi cara
y tu aliento es huracán que me hace temblar de espanto.
Yo lo que quiero es saltar
saltar de tu enorme mano
porque a pesar del abismo
y el pánico a las alturas,
sé que en mi espalda hay dos alas
para escapar de tu lado
para dejar de ser tuya.
¡Soy mía!
grito con furia
mientras doy el primer paso.



Me alargo

Siento que me estoy alargando.
Que se alargan mis piernas
mis manos
las uñas de mis dedos
mis muñecas.
Se alarga mi garganta
emite gritos largos
profundos gritos
largos.
Mi pecho
mis talones
mi corazón
su cavidad,
mis hombros y mis huesos.
toda la sangre se ha volcado
fuera de los límites voraces de mi cuerpo.
Son muy largas las venas
se alargan
se me alargan
se enroscan en el aire
se retuercen
explotan
y salpican de rojo
todas las avenidas.
Mientras mi lengua
ávida,
permanece mordida por tus ganas.





Beso llorado

Se ahogó un beso.
Se mezcló con la sal
tanto
que se confundió con ella.
Y no supo después si fue beso o llanto
porque lloraba el beso en esa boca
porque besaba el beso en ese llanto.
Y  lo supo después
no fue beso
ni llanto,
fue amor
llorado en ese beso
besado en ese llanto
amor
trepando a la garganta
y el miedo de la ausencia
que rodó
como lágrima.


La conquista

Sin saber a qué región llegabas
Penetraste en mi selva
Hablándome una lengua extraña
Cabalgaste mi tierra
Comiste mis frutos tropicales
Y probé de los tuyos
Sin conocer sus nombres.
Una vez doblegadas mis fronteras
Conquistaste sin pudor
Todos mis pueblos
Se exiliaron mis miedos
Y se inició la diáspora interior
De mis vacíos.
Hoy,
Flamea tu bandera
En el pico más alto de mi anhelo
Y desde allí observo
Como una multitud alborotada
Vocifera tu nombre
En el espacio abierto
De mi pecho.


Esperas



Cómo nos dura el tiempo en las esperas!
cómo nos duele
nos desgarra
nos devora la mente y se apodera del cuerpo,
porque el cuerpo no avanza
cuando no avanza el tiempo,
cuando espera.
Es el ancla de ímpetu
-cuando el ímpetu es agua-
pero cuando es arena,
arrastra más arena aún
hacia la playa.

1 comentari:

Alicia Antony ha dit...

María José Aldunate

¡¡Escribes con y desde el ALMA!!

Son pedazos de cielo y barro lo que salen de tu pluma.

¡¡Continúa!! que llegan a lo más profundo del ser.

Alicia Antony